UBICACIÓN: HUERCAL-OVERA. ALMERIA

AÑO: 2017

Este proyecto se desarrolla en base a dos claves, los habitantes actuales y sus diferentes estados de ampliación familiar prolongada y puntual, y la arquitectura vernácula del emplazamiento en semi-huerta donde se enclava.

Por un lado, podemos profundizar en el núcleo familiar, aprendiendo de los “errores y aciertos” donde habitan en el momento, y planteando un estudio psicológico tanto de la actual situación de convivencia, como de las diferentes posibilidades. Indagando hacia una arquitectura psicológica que intenta profundizar en la complejidad del individuo como tal, así como en sus relaciones de convivencia.

Por otro, en nuestra indagación del entorno, podemos llevar a cabo el análisis de la arquitectura mediterránea enraizada a la zona. Donde encontramos una tipología basada en el crecimiento por adición de volúmenes, en función de las necesidades que van surgiendo en cada etapa en la que se van habitando estas construcciones. Aplicando esta reflexión a la forma de desarrollar la vivienda, conformada por diferentes volúmenes que se van agregando entorno al emplazamiento. Dichos volúmenes, como en los del objeto de estudio, no presentan geometrías claras, y nuevamente las cubiertas se van adaptando según la época de la construcción, provocando conjuntos que generan juegos heterogéneos de volúmenes agrupados representando la identidad de las mismas.